BLEACH GUERRA SANGRIENTA

Unete a la guerra
o acaso tienes miedo?

Foro de rol donde compartir opiniones y dudas respecto a anime bleach junto con algunos animes mas ¡UNETE!


    La isla desconocida

    Comparte
    avatar
    Tite Kubo
    Rey Espiritual

    Rey Espiritual

    Mensajes : 3237
    Edad : 22
    Localización : Palacio Real

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Tite Kubo el Jue Mayo 30, 2013 5:12 pm

    Tras comentar lo que pensaba sobre reunir alimentos y agua en quell bosque, unos de los que estaban presente respondio diciendo que major se quedaba en la playa ya que estaba mal herido, al escuchar eso comprendi su situacion; luego afirmo tener una idea
    -Cualquier idea nos vendria de ayuda, dila
    Tambien insistio en saber mi nombre, rapido le respondi cortesmente
    - Mi nombre es joako, disculpame por no decirtelo antes cuando te present....-una voz me hizo parar
    -Joven desconocido(hoshimoto):Voy a cazar algunos animales, eso pueden dejármelo a mí-aquel hombre parecia que habia escuchado lo que estaba hablando, y sin esperar una indicacion, acudio en centrarse en el interior en la isla
    -hey espera
    Quise llamarlo para asi colaborar juntos pero ya se habia ido de repente.
    -bueno ya tenemos algo menos de que preocuparnos para hoy, yo me encargare de buscar frutas, utedes traten de buscar agua dulce- dije refiriendome a elisa y alexander


    _________________
    avatar
    Shinoroa_Ryuu
    Capitán 1ª División
     Capitán 1ª División

    Mensajes : 866
    Edad : 23
    Localización : Seireitei

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Shinoroa_Ryuu el Jue Mayo 30, 2013 5:36 pm

    El hombre que tenía pinta de saber dirigir bien a la gente, me respondió diciendo que su nombre era Joako, y me preguntó sobre mi idea.
    -Bueno Joako, mi idea es la siguiente: he visto como utilizas ese trozo de fuselaje para cortar cosas. Se me ocurrió que podría intentar crear armas o herramientas con el fuselaje y la madera de los árboles... No aseguro que se pueda, pero tal vez sí... Eso déjenmelo a mí, depués de todo y aunque no lo parezca, soy un experto en armas...- luego de decirlo, me dí cuenta de que podría sonar como si fuera un criminal, así que sin perder tiempo, me justifico: -Es decir, no es que sea un criminal ni nada, es que simplemente me interesan esas cosas, jajaja. Armas de fuego y armas blancas, espadas, katanas... esas cosas. Creo que pasé demasiado tiempo en Japón...-
    avatar
    Narrador
    Narrador
    Narrador

    Mensajes : 427

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Narrador el Jue Mayo 30, 2013 5:49 pm

    Unos de los sobrevivientes del accidente, que estaba en la playa, se adentró al bpsque en busca de alimentos, especificamente a cazar animales. Cada vez el bosque se tomaba mas oscuro y mas humedo, acompañado de muchas hierbas tensas que difilcutaban el paso.

    Ahí estaba aquel joven en busca de que cazar, sin saber que el que estaba siendo observado era él; una mirada salvaje que se escondia entre los pastos,al exhalar aire por su nariz las hojas se movían, comensaba a sobar su pata derecha en la tierra y en un instante arranco a correr en direcion al joven para atacarlo a 10m, se trataba de un jabalí salvaje, de un tono negro en la piel y enormes colmillos, mientras corría liberaba un sonido parecido al de un cerdo, pero algo mas ronco.
    avatar
    MasterofChaox
    Fullbringer aprendiz
    Fullbringer aprendiz

    Mensajes : 1615
    Edad : 21
    Localización : Viviendo un sueño en la realidad

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    60/300  (60/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por MasterofChaox el Vie Mayo 31, 2013 12:11 am

    Asenti cuando Monica dijo que me acompañaria.

    -Espero que sepas seguirme el ritmo-comente sonriendo.

    Corri hacia el arbol saltando y dando dos pasos sobre su siperficie para impulsarme hacia una rama que sobresalia. Descolgue mi mano derecha y me balancee hasta llegar a una rama cercana, logrando que cada mano estuviera agarrada en una rama diferente. Haciendo fuerza me levante sobre ellas y me puse encima, un tiron en el brazo izquierdo me hizo parar un momento.

    -Se nota que deje de entrenarme-pense para mi.

    Desde esta posicion salte hacia la rama que comunicaba con la venta y rapidamente salte hacia dentro del edificio. Cai sobre cristales rotos y me los clave en la espalda, no fueron muchos pero los pinchazos me hicieron proferie un grito. Me levante y camine buscando a tientas la pared, y en vez de eso econtre una puerta, la ahri y unas escaleras comunicaban con la parte de arriba.

    -Voy a salir de aqui, como sea y tambien sacare a Monica de esta isla asquerosa

    Mientras aubia las escaleras se podia ver en las paredes marcas rojas, como de sangre. Al llegar arriba una peste penetro mis fosas nasalea, en el medio de la azotea habia un cadaver con un arco al pecho y variaa flechas clavadas en la cabeza, pero lo raro de la situacion era que habia un pajaro negro azabache comiendo los ojos de aquel muerto.

    -Pparece que no estamos solo en la isla

    Me fui acercando al cadaver aaustando al pajaro hasta que se marcho, cogi el arco y lo desenganche del cuerpo, busque por los alrededores y pude ver un carrcaj con unas 30 o 40 flechas. Tambien habia una gran caja metalia en la que dentro habia una pistola de balines de goma y al lado un paquetito pequeño con un par de balines (unos 50). Cogi todo esto y espere a Monica.
    avatar
    Sarevilo Hoshimoto
    Sexto al mando
    Sexto al mando

    Mensajes : 456
    Edad : 21
    Localización : De misión en la ciudad de Karakura.

    Estado del personaje
    Vida:
    30/30  (30/30)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Sarevilo Hoshimoto el Vie Mayo 31, 2013 3:45 am

    Ya habían pasado casi dos horas desde que Hoshimoto se había adentrado en la selva desconocida siguiente a la playa de esa isla aún más desconocida. La constante humedad proveniente de los árboles y la densa maleza le eran muy molestas para su andar. Le hacían transpirar, le retrasaban el paso pero, más importante aún, le interrumpían su campo de visión impidiéndole encontrar alguna presa. Por eso mismo, fue de gran alivio para él cuando logró llegar a una zona donde la vegetación era menos abundante... a la par que los sonidos típicos de la selva. Ahora sólo había uno que otro árbol con copas tan altas que uno tenía que levantar la cabeza noventa grados para poder verlas; y un suelo pastoso llano... En esa nueva zona ya no se oían el chirrido de los pájaros en los árboles, así como tampoco el que provocaba una que otra rama que se caía o golpeaba otra que estuviese cerca.
    Todo era silencio y quietud. Tanto así que el joven se preocupó bastante. Todo el ambiente le inspiraba un mal presentimiento. Razón por la cual se mantenía alerta en todo momento. Por eso mismo, pudo percibir una presencia a sus espaldas, que se dirigía hacia él con suma brutalidad. En un instante se dio vuelta y pudo notar sin demora que se trataba de un jabalí salvaje... Lo único que pasó por su cabeza en esos escasos segundos en los que el animal acortaba esa brecha de tan sólo diez metros que los separaba era que debía esquivarlo. Sin embargo, no comenzó a correr, sino que se quedó inmóvil hasta el momento exacto en el que la bestia iba a impactar con él.
    -¡¡Ahora!!- Gritó por reflejo mientras saltaba hacia el costado derecho realizando un rol para esquivar al animal. Debido a sus entrenamientos esa maniobra le salió con suma naturalidad, así que ni bien tocó el suelo ya estaba nuevamente de pié en una posición defensiva. Con uno de sus puños sobre la boca de su estómago mientras que el otro lo levantaba por delante suyo en la misma línea que su hombro adelantado. Así, pudo ver nuevamente al animal mientras se hacía una pregunta por dentro.
    -¿Por qué me ha atacado ese jabalí...? Ellos no son carnívoros ni yo le he molestado...- Se preguntaba rápidamente para ver si había una manera de evitar el peligro sin la necesidad de una confrontación inmediata. -¿Habré invadido su territorio? ¿O tendrá algún malestar?- Seguía evaluando posibilidades sin quitarle el ojo de encima. Por suerte, los estudios terciarios que cursaba estaban orientados al comportamiento animal, así que tenía un pensamiento bastante optimista sobre ese encuentro... Aunque leer un libro es completamente diferente a estar frente a un animal violento como ese...
    avatar
    Riven Izumi
    3er Espada
    3er Espada

    Numero arrancar : 3
    Mensajes : 2701
    Edad : 22
    Localización : Pais de los dulces

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    500/500  (500/500)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Riven Izumi el Vie Mayo 31, 2013 11:28 am

    Espero que sepas seguirme el ritmo - Dijo Miguel mientras empezaba a escalar el arbol, hasta conseguir llegar al edificio derruido, entrando por la ventana.

    Creo que se acaba de olvidar que soy yo quien lleva un maletin en una mano, pero bueno... - Pense mirando alguna manera de subir por el arbol algo mas facil que la que empleo Miguel - Deje la gimnasia hace años, pero no sera tan dificil escalar un arbol para entrar por una ventana, creo...

    Gire sobre el arbol intentando localizar alguna escalara rapida, hasta que me parecio ver algo por lo que podia pasar. Sin embargo, necesitaria las dos manos para empezar a subir y desde luego no iba a dejar mi kit de medicina tirado en el suelo, asi que tube que apañarmelas como pude.

    Empeze por saltar a una rama la cual no estaba muy alta para cojerla con el brazo izquierdo y con el derecho apoyar el kit en dicha rama y ejercer fuerza con dicho brazo para subir a la rama. Me sente en la rama descansando unos segundos - Se me ha dormido el brazo... Esperaba que me ayudase un poco Miguel, pero ha pasado de mi - Me levante de nuevo para pasar a una rama gruesa que habia casi a la misma altura, asi que llegue a ella de un pequeño salto con el kit de medicina en mi mano derecha. Estube a punto de caerme de no haber sido por la rama de arriba, a la cual me aferre con el brazo izquierdo para no caerme al suelo de cabeza. Me quede quieta unos segundos tratando de calmarme y seguir con la escalada - Mierda... (-.-u) Porque tendria que haber mirado hacia abajo? - Pense observando la pequeña altura que me separaba del suelo.

    Segui con mi escalada subiendo a la rama de arriba y posteriormente, llegar a la rama que comunicaba a la ventana de un salto. Salte a esta ultima rama, apoyandome en ella con mi brazos ejerciendo fuerza para subir la rama y sentarme en ella, con los brazos medio dormidos. Mientras descansaba, escuche un grito proveniente de Miguel - Ya se esta haciendo heridas otra vez. Si es que este hombre va a la suya completamente... - Me levante de la rama para ir a la ventana e intentar encontrar a Miguel. Solo lo llegue a ver en parte, dirigiendose hacia una puerta de la habitacion. Tambien vi abajo del ventanal varios trozos de cristal en el suelo, asi que me colgue del saliente de la ventana para intentar caer al suelo, intentando hacerme el menor daño posible.

    Me solte del saliente y logre caer de pie sobre algunos cristales sin hacerme heridas - Menos mal que cai donde menos habian... - Pense mientras me dirigia hacia donde me parecio ver a Miguel.

    Me dirigi jadeando adonde estaba la puerta, por el cansancio aun de escalar el arbol de antes, y subi las escaleras que habian. Mientras subia pude observar algunas manchas de sangre en las paredes - Oh no... Que es este sitio? - Pense algo aterrorizada. Seguia subiendo las escaleras hasta llegar a la azotea. Lo primero que vi y oli, fue un cadaver que habia en medio de la azotea. Alli estaba tambien Miguel - Parece que no estamos solo en la isla - Dijo antes de acercarse para coger el arco que tenia el cadaver, ademas de un carcaj con 30 o 40 flechas, mas una pistola de balines en una caja metalica.

    A pesar de la primera impresion de sorpresa que tube cuando vi el cadaver alli, volvi en mi para hablar con Miguel - Hay manchas de sangre por las paredes y armas en la azotea? Miguel, creo que hay alguien mas en el edificio, no estamos solos aqui dentro... - Me acerque a su lado para ayudarle a cojer las armas - Creo que sera tarde para irse por las buenas, asi que nos organizaremos las armas aqui. Antes que nada, te importaria dejarme el arco? Desde los 12 años fui a clases de tiro con arco, es un arma que me encantaba por aquel entonces y todavia conservo algo de practica con ella. Tu coje la pistola de balines si no es mucho pedir, ademas eres fuerte fisicamente, te puedes defender bastante bien si alguien nos ataca. Que me dices?


    _________________




    avatar
    Tite Kubo
    Rey Espiritual

    Rey Espiritual

    Mensajes : 3237
    Edad : 22
    Localización : Palacio Real

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Tite Kubo el Mar Jun 04, 2013 1:06 am

    Aquel hombre llamado Fernando(shinoroa ryu) me había propuesto elaborar mas armas tras usar la "mia" aquella mandarria filose que habia desprendido del avión, y tenia planeado usarla para facilitar mi labor al pasar por los altos pastos del bosque y para tumbar frutas
    -Bueno es que la quería usar para... mmm bueno si dices que sabes elaborar mas, eso nos ayudaría, bien, te la dejare.

    Despidiendome momentaneamente de Fernando, comense a pensar en mi mente si ese hombre era de confiar, aunque no tenia tiempo ni estaba en las circustancia para dudar. Cada ves entrando mas al bosque era mas incomodo, mis zapatos se humedecieron, reciví par de picaduras de mosquitos y las hierbas me causaban picason, creo que en un punto me andaba quejando mas que buscando alimentos.
    -Naranjas!

    Exclame tras ver algunos arboles llenos de naranjas,rapidamente agarre una piedra y la lanse con fuerza, por suerte tumbe una facilmente pero cuando la sostuve entre mis mano
    -y ahora como la pelo?

    Toda una vida acostumbrado a usar cuchillos para pelar las frutas que no tenia ni idea de que hacer con ella, su cascara era muy gruesa como para despojarla con los dedos, así que comense a mirar hacia el suelo de mi alrededor buscando una pidra filosa como una gallina comiendo maiz. Al rato(ya dolida la espalda) logre conseguir una roca algo filose y con otra la afile mas y sin dudar comense a comer dicha naranja y otra y otra, una tras otra, ya me comensaba a olvidar que tenía que llebarle a los demas. A mi alrededor desprendi unas cuantas hojas de palmas, que psoteriormente usaria para transporter las naranjas arrastrandolas, hasta que vi unas huellas, estas llamaron mi atencion grandemente
    -Sera de los demas pasajeros del avión?

    Comense a seguirlas, lentamente pues todas las hojas y pasto eran muy altos y densos yc asi no me dejaban ver para alante; de repente escuchue un sonido, es como alguien independiente a mi movie las ojas a mi frente, por lo acelere mas el paso para encontrarme con aquella persona hasta al punto de casi corer y para cuando pase el monton de hojas y mi vista quedo clara, había terminado en una barranca bien alta y sin poder frenar a tiempo, me caí y comense arodar una vez tras otra colina abajo, mientras mis ojos captaban poco y mis manos no serbieron de nada pues no encontraba nada de que agarrarme y casi llegando al fin de la colina me golpie la cabeza con una gran peña(roca grande).

    Y ahí quede inconciente por largas horas...


    _________________
    avatar
    Narrador
    Narrador
    Narrador

    Mensajes : 427

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Narrador el Vie Jun 07, 2013 8:48 pm

    Muchas cosas pasaban en la isla, todo iba de normalmente, cada quien tratando de sobrevivir, unos partieron a buscar alimentos, otros se quedaron en la playa y por otro lado caminaba dos de los sobrevivientes de la parte del avión que cayó, en el centro de bosque.

    Hoshimoto
    Hoshimoto había salido a cazar animales, atravesando aquel denso y húmedo terreno en busca de algún animal para cazar, se vio a travesado con un jabalí salvaje el cual lo ataco y él apenas logro evadirlo, parecía dudar el por qué el jabalí lo atacaba. Cuando hoshimoto saltó el jabalí siguió de largo, a frenar y mirar hacia atrás, perdió el rastro de hoshimoto ya que estaba atrás de hoshimoto mas usando su olfato que la vista y debido a las densas hierbas que del lugar que roban la cintura de hoshimoto aquel jabalí no lo podía ver, por lo cual quedo merodeando por la zona. Posiblemente para el joven también se le hacía dificultoso ver al jabalí, aunque al moverse el jabalí delataba su ubicación ya que las hierbas se movían.

    Miguel y Monica
    Aquellas dos personas se encontraban en una estructura abandonada, en ella encontraron armas por suerte, al mismo tiempo observaron las terribles manchas de sangre en las paredes luego un cadáver en la azotea, para ellos no pintaba bien, pero aun peor, no sabían que estaban siendo vigilados desde antes de entrar al edificio por unos ojos misterioso desde los arboles. Luego se movieron, cautelosamente, acercándose más a el edificio, parecían figuras humanas; de entre los arboles salieron volando algunas aves espantadas, después de eso aquellos poseedores de los ojos que asechaban retrocediendo sumergiéndose en lo oscuro del bosque.

    Joako
    Aquel señor el cual había quedado inconsciente por varias tras caer por un barranco y golpearse la cabeza, no estaba solo, ahora estaba siendo desplazado en una especie de camilla de madera juntamente amarrada a ella, por una especie de aborígenes. Mientras joako seguía inconsciente 4 personas extrañas lo llevaban amarrado, eran de piel canela, algunos fuertes otros flacos pero con musculatura definida, tenían cabello negro, algunos con hoyos en las orejas los cuales eran atravesados por huesos o piedras raras, con manchas en el rostro de diferente tipo, su expresión salvaje dejaban a dudar de si realmente eran humanos, ni siquiera caminaban rectamente, estaban casi desnudo por excepción de de sus cintura y genitales los cuales eran tapados por hojas, ramas, etc.
    avatar
    Tite Kubo
    Rey Espiritual

    Rey Espiritual

    Mensajes : 3237
    Edad : 22
    Localización : Palacio Real

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Tite Kubo el Dom Jun 09, 2013 10:27 pm

    Poco a poco abria mis ojos, no me acordaba si había estado dormiendo o que, solo sentía un fuerte dolor en mi cabeza, cada vez la lus filtraba mas los ojos hasta que por fin los abrí completamente y tranquilamente me quede mirando como las hojas de los arboles se movian por el fuerte viento ,aunque comense a pensar que se estaban moviendo muy rapido luego sentí un jamaqueo como si mi cuerpo estubiera en movimiento, esto me hiso despertar completamente recobrando pro complete mi conciencia, mire hacia mi alrededor y estaba siendo llebado en una especie de Camilla por unas personas, eran raras, por lo que no me dude en preguntarme si eran Buenos o no y repentinamente grite
    -AyudaaaaaaAaaa!!!

    Grite sin esperanzas pues dudaba que alguien me pudiera oir, y continuabamente forsaba,pero estaba amarrado fuertemente, yo que siempre creia poder solucionar todo por mi propia cuenta, estaba asustado y no sabía que hacer;por ultima vez hice otro intent por si alguien me escuchaba.
    -Heyyy ayudenmeee, me estan secuestrando!!


    _________________
    avatar
    MasterofChaox
    Fullbringer aprendiz
    Fullbringer aprendiz

    Mensajes : 1615
    Edad : 21
    Localización : Viviendo un sueño en la realidad

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    60/300  (60/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por MasterofChaox el Mar Jun 11, 2013 12:49 am

    Cogi la pistola entre mis mano

    -El arco es rodo tuyo, ademas tengo experiencia con armas de fuego

    Un extraño sonido proveniente de las ramas hizo que varios pajaros salieran volando, me gire rapidamente y rode al suelo para cubrirme contra una piedra.

    -Agachate Monica-susurre en voz muy baja.

    Levante un poco mi cabeza para observar el terreno, algo o alguien se habia escondido en el bosque en una zona oscura. No tenia rango de vision para disparar asi que guarde el arma.

    -No ha sido na...

    Un gran dolor de cabeza hizo que me cayera al suelo golpenadome de lleno, me sentia fatigado y dolorido, busque en mis bolsillo las pastillas contra la malaria, pero cuando fui a cojerlas se me escurrieron y rodaron hasta caer por la azotea.

    -Mierda, mierda-comence a llorar sin que yo mismo quisiera-por favor, no quiero morir aqui y asi

    Me arrastre hacia donde cayeron las pastillas y mire hacia abajo, el bote estaba justo en el piso de abajo en una esquina, abance aun mas, mientras todo se volvia mas borroso. No tenia otra salida, deje caer mi cuerpo al piso de abajo golpeandome todo el abdomen y el pecho, la respiracion se me corto y comence a intentar coger aire. Agarre el bote de las pastillas y cogi una, la trague y todo se volvio a la normalidad de nuevo, en el bote aun me quedaban 17 pastillas. Intente incorporarme pero por culpa del golpe de haberme dejado caer me maree otra vez y quede inconsciente en el suelo.




    OFFROL:
    A partir de ahora, cada 5 posts mios me entrara la malaria, asi se vuelve mas interesante, malo sera cuando se me acahen las pastillas xD
    avatar
    Riven Izumi
    3er Espada
    3er Espada

    Numero arrancar : 3
    Mensajes : 2701
    Edad : 22
    Localización : Pais de los dulces

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    500/500  (500/500)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Riven Izumi el Mar Jun 11, 2013 5:19 pm

    El arco es rodo tuyo, ademas tengo experiencia con armas de fuego

    No me demore en colocarme el carcaj a mi espalda y cojer el arco que Miguel me ofrecia - De acuerdo, gracias... - Justo despues de responder a Miguel, un ruido procedente de las ramas de los arboles cercanos al edificio, hizo que varios pajaros alzaran el vuelo de dicha zona. Miguel se giro y rodo por el suelo para ocultarse en una piedra - Agachate Monica - Me susurro, cosa que no tarde en hacer nada mas haber escuchado el ruido originado en el bosque.

    Agachada me puse al lado de Miguel, mientras este alzaba la cabeza tratando de ver el causante del ruido. Yo permanecia a su lado silenciosa de espaldas a la piedra, con el arco en ambas manos preparada para sacar una flecha de mi carcaj por si aquel o aquello que hubiese abajo nos presentaba cualquier amenaza. Miguel se dio por vencido y guardo su arma al ver que supuestamente no hubo nadie - No ha sido na... - Dijo antes de que un dolor intenso le interrumpiera, haciendole caer al suelo - Miguel, que te...? - Le susurre aun de espaldas a la roca, viendo como se metia la mano en un bolsillo para sacarse aquellas pastillas que tenia guardadas - No me jodas... La malaria ahora no - Pense mientras a Miguel se le escurria el bote de la mano, intentado coger una pastilla. Deje el arco en el suelo para intentar coger el bote, pero fue en vano. Este cayo al piso inferior del edificio.

    Voy abajo a por el, no te muevas Mig... MIGUEL!!! - Exclame al ver que se arrastraba por el suelo hasta precipitarse al piso inferior, cayendo violentamente al suelo. Yo no me demore en cojer el arco y mi kit de medicina que deje previamente en el suelo y bajar por las mismas escaleras por las que subi e intentar llegar a socorrerle.

    Cuando llegue abajo me encontre que Miguel se habia llegado a tomar una pastilla a tiempo. Me dirigi hacia donde estaba, cogi el bote de pastillas para taparlo de nuevo y lo deje a un lado (antes de que se escurrieran por el suelo y las perdiese de vista, cosa que no queria). Intente socorrer a Miguel en vano, ya que quedo inconsciente de nuevo - No... - Lo cogi suavemente y le di la vuelta, de manera que quedara boca arriba en el suelo y le tome el pulso, acercando mi mano derecha su pecho. Note que su corazon aun latia - Uff... Menos mal... - Mire unos segundos mi alrededor - Que hago ahora...? Donde descansare en un sitio que ni se si es seguro o no...? - Pense algo aterrorizada

    Tras unos segundos quieta en el sitio, volvi a dejar mis cosas a un lado en el suelo y le quite la camisa a Miguel, dejando su torso desnudo para comprobar si tenia heridas. Tenia dos enormes moratones, uno en el pecho y otro en el abdomen, sufridos por la caida - Por lo menos no se ha echo nada muy grave... - Pense algo mas tranquila, cojiendo el cuerpo inconsciente de Miguel para llevarlo a un rincon, localizado en una de las esquinas del piso y dejar el cuerpo de Miguel boca arriba en el suelo. Volvi a mi sitio anterior, recogi mis cosas, incluido las pastillas de Miguel y su camisa que habia dejado alli, para volver a mi sitio y dejarlas a un lado cerca de nosotros.

    Cuando regrese, procedi a abrir mi kit de medicina e intentar curar los moratones de Miguel - No tengo ni bolsas de hielo, ni paños calientes ni nada aqui... - encontre una crema en el kit - De momento solo puedo usar esto - era una crema para moratones que tenia dentro. Sin embargo no estaba diseñada para moratones muy graves. No tendria un gran efecto en los moratones de Miguel, pero al menos es mejor usar esto que nada. Le unte la crema con una mano para recubrir con esta el moraton de su pecho y su abdomen. Despues, apoye el cuerpo inconsciente de Miguel de espaldas a la pared, de tal manera que la espalda estubiese recta para intentar evitar que el sangrado interno de los moratones vaya a peor.

    Deje las pastillas de Miguel dentro de su bolsillo, su camisa la deje a un lado tambien, cerca de el. Yo me sente y me acomode de espaldas a la pared con mi kit de medicina a un lado, mi arco en mis manos y una flecha de mi carcaj apoyada en la cuerda del arco por si alguien o algo nos atacaba. Me dedique a esperar algo nerviosa y temblorosa a que Miguel despertara de su inconsciencia. No me movi del sitio para nada, lo ultimo que queria era separarme de Miguel y que alguien se lo llevase, o que en casos peores, me pasara algo a mi inspeccionando el resto de habitaciones del edificio. Quedarnos afuera en el bosque era lo peor que podia hacer, despues del ruido de antes que habiamos escuchado, asi que quedarme con Miguel en un rincon del piso inferior era lo unico que podia hacer.

    Y alli permaneci. Callada en un rincon con mi arco en mano y una flecha lista. A veces incluso apuntaba a rincones ciegos de la habitacion como si hubiera algo mas en ella. Cuando paso un rato mas tarde volvi a vestir a Miguel de cintura para arriba para que no se resfriase, aunque el tiempo en ese momento pasaba muy lento para mi. Y el miedo se apoderaba de mi poco a poco...


    _________________




    avatar
    Sarevilo Hoshimoto
    Sexto al mando
    Sexto al mando

    Mensajes : 456
    Edad : 21
    Localización : De misión en la ciudad de Karakura.

    Estado del personaje
    Vida:
    30/30  (30/30)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Sarevilo Hoshimoto el Jue Jun 13, 2013 1:12 am

    Luego de ese veloz último movimiento, Hoshimoto pudo ver cómo el animal se alejaba como si hubiera perdido su rastro. Entonces rápidamente cortó sus pensamientos sobre las razones por las cuales este lo atacó para rápidamente hundir todo su cuerpo en la abundante maleza y dejar fuera de este sólo su cabeza. -El olfato de los jabalíes es muy agudo... lo mejor será ocultar mi esencia lo mas posible...- Pensaba en su interior mientras palpaba el suelo en busca de algo. Todo esto sin perder de vista la huella que dejaba el animal entre las plantas. ¡Entonces lo encontró! Una rama caída lo bastante dura como para poder usarse como mazo y una piedra de tamaño considerable que el joven se frotó por su sudado cuerpo para luego aventar en un ángulo de cuarenta y cinco grados entre él y el jabalí. La intención del chico era que el animal fuera donde él lanzó la piedra para luego abalanzarse sobre él con el arma que había encontrado en el suelo...
    -Esto debería funcionar...- Se susurró a si mismo en voz baja mientras esperaba la reacción del animal.
    avatar
    Narrador
    Narrador
    Narrador

    Mensajes : 427

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Narrador el Dom Jun 23, 2013 6:30 pm

    Mientras Miguel y Mónica permanecían quietos en el edificio…
     
      Hoshimoto había estado quieto pro un momento con temor al jabalí sin embargo se las arreglo y consiguió una rama y una roca, usando esta ultima para lanzarla en una dirección opuesta a él y el jabalí con intención del que el jabalí se distrajera tras el sonido de la roca. Cuanto la roca hiso contacto con el suelo libero un sonido el cual fue percatado por el jabalí, por suerte como lo había planeado hoshimoto y al oír esto el jabalí vino en dirección a donde oyó el sonido y al no ver nada se quedo olfateando…
     

      Joako había llegado al destino o mejor dicho a joako se lo habían llevado los extraños a su base. Al llegar a donde parecía ser una zona menos ocupada por el denso bosque y algo más rocosa, había algunos mas  como ellos y cerca había una cueva. Tiraron a joako en el suelo y entre ellos (cavernícolas) comenzaron a hablar con un lenguaje extraño, parecían monos gritando, al terminar comenzaron a afilar sus cuchillas y comenzaron a prende runa fogata, no había que pensar mucho para saber que quizás por su mente pasaba comerse a aquel hombre.
    avatar
    Tite Kubo
    Rey Espiritual

    Rey Espiritual

    Mensajes : 3237
    Edad : 22
    Localización : Palacio Real

    Estado del personaje
    Vida:
    50/50  (50/50)
    Reiatsu:
    300/300  (300/300)

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Tite Kubo el Dom Jun 23, 2013 9:53 pm


      Me habían llevado luego de algunas horas a lo que parecía ser su base o aldea, me habían dejado tirado en el piso yo solo veía como habían mas seres atrasados como ellos, cuando comenzaron a hablar en grupo, me sentí muy nervioso, pues amarrado ahí sin saber que harían conmigo, algo me hiso pensar que tal vez no me matarían y me permitirían enseñarles lo que se o algo por el estilo, esos pensamientos eran lo que yo trataba de forzar en mi cabeza para calmar los nervios. Terminaron de dialogar, yo siendo ignorante de lo que habían hablado en su idioma, vi que comenzaron a afilar sus cuchillos y prendieron fuego a la leña; mire hacia el alrededor y no vi ningún animal o alimento para coser, en ese entonces un manto de escalofrió me cubrió de pie a cabeza como si muchos insectos caminaran por mi piel, era la mayor sensación que había sentido hasta entonces, hasta llegue a pensar que haber muerto en el avión hubiera resultado mejor.



     

       Por fortunio mis ojos captaron no distante de mí una roca en el suelo la cual tenía una forma picúa y algo filosa, poco a poco me moví aun sentado en el piso para moverme el frente de esa roca y con ella comenzar a moler lo que me ataba hasta cortarlo, pero funcionaba tan bien como me lo había imaginado ya llevaba mucho  tiempo rozando con fuerza la soga y aun no se cortaba y ya parecía que la fogata y los preparativos estaban casi listo, solo seré mis ojos así casi dándome pro vencido, pero el gran alivio que sentí cuando la soga se corto me devolvió las esperanzas. Tome aire, ya tenía la soga cortada, pero tenía a esos caníbales frente de mí y un escape se me daba difícil dando por hecho que ellos conocían la zona mejor que yo. Ya el miedo no podía ser una opción o me escaba o me comían y me dije a mi mismo-es mejor intentarlo-así que tense mis músculos, inhale aire y prepare mi mente e hice una cuenta regresiva en mi mente y a llegar a 1, me puse de pie y arranque a correr, como loco, si, desde que era más joven no había puesto mis pies a esas circunstancias, casi sentía que iba a volar entres las hojas con grandes zancadas y mi boca abierta como animal agitado corrí y corrí, debo destacar que desde que me pare no tome ni un segundo para mirar atrás y ver si estaba perseguido, solo me gritaba mas y mas a mi mismo en mi mente-vamos corre más rápido-. Hice un desvío ya a cierta distancia pro si ellos me perseguían y logre ver una estructura en la zona y me dirigí hacia ya para esconderme y descansar.



     



      Me adentre a su interior y recorrí un poco dentro para ver si era seguro y para sorpresa vi dos personas (Miguel y Mónica), pero no me confié y pensé que podrían ser aliados de los caníbales pero a fijarme mejor vi que tenía ropas y parecían civilizados, eso me hiso pensar que habían otros habitantes civilizados en la isla (pues no sabía que habían sobrevivientes aparte de los de la playa) y me les acerque



    -Hola soy joako, ha-hablan es-pañol?



      Les hable despacio pues pensé que como posible habitantes de la isla no podrían entenderme…


    _________________

    Contenido patrocinado

    Re: La isla desconocida

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Sep 22, 2017 8:44 pm